18.11.08

30.09.2007


Hubo una larga conversación íntima para tener estima a la otra persona y conocerla profundamente, salir de dudas y tener más confianza y cariño bajo el nombre de la amistad.

Luego pasó tiempo, uno se mete en su mundo cerrado y obligado y es posible que a él se le olvida de ésta, le molesta lo que cuestione el otro, no quiere escuchar ni decir una simple razón de cambios y finalmente se pierde control para seguir siendo los amigos. Eso no es de esperar, pero a veces pasa así sin querer y el que cometió no se da cuenta qué sucedió y qué va a ocurrir más.

¡Qué lástima!

11.11.08

Una vida hiriente

Soy feliz, linda, inteligente, amable y simpática con toda la gente, fuerte, generosa, ambiciosa, etc...

¡Pero, NO!!! No soy lo que ven.


Estoy pretendiendo que me vean así, relacionando con un mundo que me provoca a fingir y que destruye mi alma para que se vaya, tragando el saladísima agua del mar a la fuerza sin poder aspirar y este asqueroso sabor sólo me queda en la boca y en todo el cuerpo hasta la cabeza se siente, y luego perdiendo poco a poco lo que quería y quiero, y por fin morirá mi álter ego, yo misma, sin darse cuenta cómo soy.

4.11.08

About Guatemalan people.


Cuando empiezo a tener un cariño con algunas personas siempre me trato como una hermana, una hija, una tía o sea como un miembro de la familia para que se sientan bien conmigo y para tener confianza y hacer amigos con ellos.

Hace un mes vine aquí, a Antigua, para seguir viviendo en el lugar que quería estar desde siempre y en la casa de mi amiga encontré una señora guatemalteca que trabajaba con una hermana de la amiga quien hacía un hospedaje para la gente que visita a Antigua a aprender español y algunas sólo a conocer el país Guatemala y la que administraba toda la casa, y hace un año y medio se falleció la hermana de la amiga por un desgraciado accidente en la calle, y entonces desde aquel momento esa señora cuidaba la casa con su hija y manejaba toda la ganancia y los gastos también pero ella sola ya que mi amiga le ha dejado todo por tanta confianza que tenía con esa señora.

Y cuando llegué a Guatemala, mi amiga me contó que esa señora no le daba casi nada de ganancia, sólo lo ganaba para alcanzar los gastos de casa nada más y no había muchos estudiantes. Por ello, me pidió lo que ayude a ella y trabaje como una administradora y yo lo acepté con mucho gusto. Pero mi amiga es como una persona delicada así no pudo decir a esa señora con mucha pena
y me dijo que esperara un poco más tiempo, por lo tanto sólo estaba observando cómo funciona la casa y empecé a hablar con esa señora y con su hija porque luego tendré que trabajar bien con ellas. Al principio, nos llevábamos muy bien, nos charlábamos y bromeábamos tanto hasta me enseñaron algunas palabras vulgares y malas. Y también les preguntaba algunas cosas de la casa pero con más confianza, por ejemplo, el costo del hospedaje, los gastos del mercado y del mantenimientos de la casa, cuántas escuelas le mandan los estudiantes y su sueldo también pero ella me contestaba con mucho gusto, a veces me lo contaba con más detalle, así que pensé que ya somos una nueva familia que organizamos para un negocio aunque somos diferentes.
Yo andaba a las escuelas de español y los restaurantes coreanos y negociaba con ellos para que nos enviaran los estudiantes aunque no me gusta encontrarme con los coreanos que viven aquí, en Guatemala y también creé un blog de la casa para poner al medio de Internet y por fin, nos empezaron mandar los estudiantes, pero...

Un día, fue el lunes pasado, por la mañana un estudiante coreano quiso bañarse pero en el baño solo había agua fría y me contó que se bañó con agua fría el día anterior por la noche. Así fui a hablar con la señora y le pregunté qué pasó con la ducha pero ella me dijo que hace unos días me había dicho lo que se quemó la ducha y dijo para que dijera a la dueña y que yo le contesté ahhh, está bien pero yo, de ninguna manera no he escuchado nada de eso y más bien yo no usaba esa frase sino siempre decía OK en vez de está bien o bueno, y ella y su hija me estaban tratando como una loca y su hija metió así: tú siempre lo entendías bien, pero por qué esa no? Por tantas cosas me enojé con ellas y ellas también se enojaron conmigo y todo el día estuve pensando que quizá había pasado algo y llamé a la amiga que me dijo que ya lo había sabido y la señora la contó en la semana pasada... mmm...
La verdad yo no sé para qué esa mujer me dijo eso aunque ya había dicho a la dueña o sea a mi amiga? ¡Qué extraño!. Pero seguí pensando en que quizás o probablemente pasó así aunque no estoy tan segura: esa mañana(no sé qué día fue) ellas no me dijeron claramente solo me dijeron algunas cosas pero yo sentí que ellas estaban hablando cosas suyas o sea las cosas de su casa o algo, sólo entre ellas así que no quise meterme en su conversación y no quise ser una shute, así que no he podido poner atención en ellas por eso no me acuerdo nada, de verdad nada.

Pero con todas maneras, creo que ellas creen que soy una mentirosa y bien loca y desde aquel día me están tratando muy mal, como no me saludan, ni me hablan aunque yo les hablo, entran mi cuarto sin permiso y me están burlando que oí una vez la pequeña dijo shute a mi espalda cuando entré a cocina para traer un café. El vienes pasado me dijo que ya va a renunciar ese trabajo para que yo administre sola a la casa y la shute pequeña dijo que yo era una patrona de esa casa y quería ser su jefa. ¡Qué bárbaro!. Creo que ellas ya se enteraron algo de mi trabajo que me pidió mi amiga y supieron que yo he tenido mucha duda de los gastos que manejaban ellas. Sí, es cierto que la casa ganaba bastante dinero y con eso todo alcanza y según mi cálculo en este mes sí hay ganancia aunque sea un poco, pero la señora decía siempre no tenemos dinero para tal cosa y ella no pagaba luz ni teléfono, los dejaba para otro mes aunque había dinero y un día me dijo que yo tenía que comprar unos líquidos de antiplugas para los perros ya que me picaron un montón(porque yo me duermo con ellos). Por lo tanto, unas veces le conté a mi amiga y quería hablar más con ella pero como estaba bien ocupada ella no pudo venir aquí, así quedamos sin resolver.

La verdad yo no quiero quitar el trabajo de ella, ni quiero que se vaya ya que tengo cariño con ella y con su hija, ella sabe más que nadie sobre esa casa y yo la necesito pero estos días ellas cambiaron tantos como que ya somos enemigos y se ven que ya no tienen ni un pedazo de cariño conmigo, quizá nunca hayan tenido, no sé por qué hacen así, quizá tengan miedo de que ya sabía lo que tomaba ganancia de la casa para ella misma no para la dueña. No creo que ella hubiera robado dinero pero creo que ella tomaba muchas cosas y llevaba a su casa, pero no soy nadie de juzgar a otras personas, tal vez mi amiga podría decirla algo a esa mujer pero yo no, yo sólo estuve viendo y observando objetivamente lo que no pudo ver mi amiga que tiene tanto cariño con la señora y que dejó la casa solo con ella por eso creo que mi amiga perdió tanto dinero.

¡Qué larga historia!

La cuestión es por qué la gente guatemalteca siempre se cambia su actitud con esa misma situación, por ejemplo? Una canadiense me contó que los guatemaltecos aunque tenían una íntima amistad, dejan toda la amistad y nunca vuelven a tenerla o sea eso es el fin por la situación no tan sea grave ni importante como mi un amigo lo decía: POR MULA se perdieron... Pero así son?
Sé que no se puede generalizar con todo pero me parece que es cierto aunque no conozco mucho guatemalteco.

¿Qué opinas?

1.11.08

Somos de muerte

Esta desgana trágica,
que nos coge los pies,
¿de dónde viene?
Este sonido profundo,
de olas removidas y con ganas de muerte,
¿de dónde viene algunos días,
algunas horas,
de repente apoderándose de todo,
mojando de desesperación y apagamiento
la ropa, la piel
secando hasta la mano de los niños,
atacando por dentro,
con qué ganas de muerte,
con qué trágica placidez empújanos la vida?
De qué parte podrida de la tierra
se pega a nosotros,
huele ferazmente
(como el campo movido por la luna),
toma una voluntad de la mano,
y vence el pulso del suicida?


por Leopoldo Panero
(Astorga, España)